Read article in English

Resumen

Con el tiempo entendí que todo el fútbol está en los Rondos. Cuando digo que “todo el fútbol” está metido ahí, pienso en dos cosas: (1) Los Rondos son mecanismos muy poderosos para formar jugadores inteligentes; (2) Los Rondos se encuentran en los distintos sectores del campo, son parte del juego mismo.

Lo clave (y el riesgo que conlleva prácticamente cualquier ejercicio de enseñanza que podamos darles a nuestros jugadores) es entender por qué hacemos lo que hacemos, y en qué contextos de partidos se podrían presentar estas situaciones. Hacer Rondos por hacer pueden tener algunos beneficios (mejorar la técnica bajo presión, desmarque, etc) pero en última instancia lo que pretendemos es que: (1) Lo que entrenemos tenga una transferencia al partido; (2) El jugador pueda tomar decisiones; (3) Que esas decisiones sean “correctas”; (4) Que esa ejecución de la decisión se realice a la velocidad que requiera el juego.

Para otra ocasión dejaré mi mirada sobre qué componentes (físicos, técnicos, tácticos y mentales) se pueden entrenar a partir de los Rondos (el corazón de mi propuesta para el Modelo de Formación de Jugadores para el fútbol argentino).

En lo que sigue a continuación se presentan algunos principios futbolísticos que pueden enseñarse (o que el jugador incorporará con la práctica), los sectores del campo en el que se pueden generar contextos de Rondos y una simple estructura de los tipos de Rondos (nutrido principalmente de las canteras de Dinamo Zagreb de Croacia, y de Real Madrid).

(1) Principios Fundamentales

En el fútbol, no se pueden replicar (y por ende, entrenar) todas las situaciones de juego posibles. Ergo, el jugador debe contar con una serie de principios que le sirvan como guía para su toma de decisiones. En última instancia, serán ellos quienes leerán el juego en función de lo que perciben y tomarán una decisión acorde a la situación en las que creen que se ven inmersos.

Los siguientes son algunos principios fundamentales que se suelen intentar transmitir en los Rondos (y por ende, a mi juicio, que se presentan en partidos).

Amplitud y Profundidad

Cuando se ataca, resulta importante poder separar las líneas rivales, aumentando el espacio entre ellas, y entre jugadores dentro de cada línea. Esto se hace principalmente utilizando amplitud (haciendo ancho el campo lo máximo posible) y profundidad (los delanteros, sobre todo, no bajar a zonas de progresión para impedir que se concentren muchos jugadores propios en zonas pequeñas).

Tercer hombre / Hombre Libre

Como jugador, debo reconocer cuándo soy Hombre Libre, o también cuando puedo actuar como Tercer Hombre. Si soy “Hombre Libre”, estoy en condiciones de generar una línea de pase para posible recepción. El concepto de “Tercer Hombre” surge de considerar aquellas situaciones donde se intentan generar triángulos frente a dos rivales. Con uno de los nuestros en posesión del balón (primer hombre), seguramente un rival irá por él, que a su vez puede llegar a tapar el ángulo de pase al hombre libre. El “Tercer Hombre” consiste en que otro jugador (segundo hombre) se acercará al juego (aun marcado) para recibir el balón y jugar de cara a ese hombre libre (quien estará en condiciones de darle continuidad al juego y se convierte en el tercer hombre).

 

tercer_hombre

Jugador con balón (primer hombre) intenta jugar con tercer hombre (el verdadero hombre libre) a partir de pasarle el balón al segundo hombre (marcado, pero que juega de cara y rápido, sabiendo cómo darle continuidad al juego).

Beneficiario / Benefactor

Relacionado con los dos conceptos anteriores, como jugador debo entender cuándo seré beneficiario (es decir, el hombre libre en situación de poder recibir el pase) y cuándo benefactor (con mis movimientos de amplitud y profundidad, le generaré espacios y condiciones a mis compañeros fijando una marca, para que sean ellos quienes puedan progresar en el campo a través de la conducción o de un pase).

 

(2) Zonas del Campo de Juego

Zona de Inicio

La Zona de Inicio es la más riesgosa, y al mismo tiempo aquella que permite mayor probabilidad de generar superioridad numérica en el espacio en cuestión (hacer click en cada item para abrir detalle).

3v1 en Zona de Inicio

Tomando como modelo dos equipos que jugaran 4-3-3, esta disposición inicial ya presenta una situación de Rondo: un 3v1 en zona de inicio. Dominar una situación así es entrenable, aunque también es en estas situaciones donde apelamos a algunos de los principios mencionados para conseguir mayor éxito: buscar profundidad (para poder separarle las líneas defensivas al rival), la actuación de benefactores por parte de mucho de los jugadores y, sobre todo, permitir amplitud para lograr que un solo rival no tenga opciones de quitar el balón frente a tres.

 

Disposición inicial de dos equipos que juegan 4-3-3. Esta disposición inicial básica ya presenta una situación de 3v1 en zona de inicio

Disposición inicial de dos equipos que juegan 4-3-3. Esta disposición inicial básica ya presenta una situación de 3v1 en zona de inicio

3v1 Zona de Inicio, con amplitud

Un ejemplo muy común de movimientos sería aquél donde los laterales progresan hacia la zona del mediocampo para fijar rivales, permitiendo seguir jugando un 3v1 en zona de inicio, pero ahora con más campo y muchas más probabilidades de progresar.

 

La subida de los laterales a zona de mediocampo permite arrastrar marcas para poder "estirar" el espacio de juego de los centrales.

La subida de los laterales a zona de mediocampo permite arrastrar marcas para poder “estirar” el espacio de juego de los centrales.

4v2 en Zona de Inicio

Como se mencionó anteriormente, las posibilidades de situaciones que pueden presentarse en un partido de fútbol son prácticamente infinitas. Ergo, es el mismo jugador quien debe tratar de decidir en milisegundos cuál es la mejor decisión que puede tomar.

En esta ocasión, el delantero no sigue a su marca. Ergo, el lateral es candidato a ser "Tercer Hombre" (dependiendo de qué es lo que decida hacer el mediocampista oponente más cercano)

En esta ocasión, el delantero no sigue a su marca. Ergo, el lateral es candidato a ser hombre libre (dependiendo de qué es lo que decida hacer el mediocampista oponente más cercano)

 

Zona de Progresión

La Zona de Progresión suele conllevar un grado de riesgo en caso de pérdida menor. Sin embargo, generar situaciones de superioridad numérica depende de prácticamente todo el equipo.

4v3 en Zona de Progresión

La siguiente es simplemente una de las múltiples variaciones con las que nos podemos encontrar en un partido de fútbol. En esta ocasión, y ante un 3v3 en un cuadrado considerable, el delantero centro es quien decide abandonar la zona de finalización para ofrecerse como hombre libre y abrir una nueva línea de pase. Este movimiento suele ser bastante común, y a veces confunde a los centrales, que no saben si abandonar su zona (la más crítica) en pos de neutralizar la superioridad numérica temporal. Aprovechar el hombre de más en este espacio dependerá mucho de cómo mantienen las distancias los compañeros y de cuándo reconocerse beneficiario y cuándo benefactor. Obsérvese el papel vital que cumplen los laterales fijando marcas.

 

En esta figura, el delantero centro es quien decide abandonar la zona de finalización para ofrecerse como Tercer Hombre y abrir una nueva línea de pase.

En esta figura, el delantero centro es quien decide abandonar la zona de finalización para ofrecerse como hombre libre y abrir una nueva línea de pase.

 

4v4 en Zona de Progresión

Como se mencionó, en muchos casos no resulta tan sencillo generar superioridad numérica en el campo (mucho depende de cómo se inició la jugada, de cuán bien bascula el rival y, lógicamente, de qué decisiones van tomando nuestros jugadores).

Por ejemplo, una situación concreta de un 4v4 es cuando uno de los delanteros (aunque también puede ser el mismo central) decide entrar a esa zona para neutralizar al hombre libre. Movimientos rápidos de desmarque y apoyos constantes resultan clave para continuar con la progresión (además de intentar generar superioridad a partir de hombres que se encuentran en otra zona).

 

OF_rondos_sit_progresión_4v4

 

5v4 en Zona de Progresión

En este caso concreto, uno de los laterales entiende que cuenta con posibilidades de convertirse en el hombre libre. Ergo, crea una nueva línea de pase a partir de ubicarse en zona apropiadas: 5v4 y a progresar.

 

OF_rondos_sit_progresión_4v4

Situación original de 4v4.

Lateral crea nueva línea de pase. Entiende la situación. Genera un 5v4.

Lateral crea nueva línea de pase. Entiende la situación. Genera un 5v4.

 

 

Zona de Finalización

En Zona de Finalización, resulta muy difícil generar superioridad numérica (de hecho, en muchos casos habrá inferioridad numérica), salvo en momentos de transición. Buscar jugar 1v1 o incluso 2v1 son situaciones posibles, y apelar a la creatividad constante de los jugadores es un principio ofensivo en muchos casos. Más aun, otro concepto fundamental es cómo actuar frente a la pérdida de balón en esas zonas, un momento vital que no siempre se tiene en cuenta.

2v1 en Zona de Finalización

Generar un 2v1 en zonas de finalización suele ser un contexto muy deseado de buscar, pero no tan fácil de lograr. Sin embargo, esto no debe indicar que ciertos jugadores no intenten generarlo constantemente. En este caso, es el lateral izquierdo quien busca desdoblar.

Clave también es qué pueden hacer los otros delanteros y mediocentros. Obsérvese el importante rol que juegan como benefactores, al fijar marcas en determinadas zonas.

 

OF_rondos_sit_finalización_2v1

1v1 en Zona de Finalización

Cuando no se puede por un lado, muchas veces la razón es que el rival resulta efectivo en agrupar jugadores en esas zonas. Es en estos casos, donde una adecuada posesión que permita encontrar los hombres libres para ir moviendo el balón hacia la otra zona (cambio de orientación) genera contextos favorables para jugar un 1v1. Con jugadores desequilibrantes en ataque, este principio ofensivo puede ser muy deseado.

OF_rondos_sit_finalización_1v1

 

(3) Tipos de Rondos

Este será asunto para otro artículo, pero mi estancia estudiando a (sobre todo) las Academias de Dinamo Zagreb y Real Madrid, me llevan a compartir una categorización de Rondos con la que me sentí identificado:

Rondos Posicionales

Son Rondos donde algunos jugadores permanecen en posiciones fijas. Normalmente el único objetivo es mantener la posición. Suelen ser los menos exigentes.

Rondos de Transiciones

Normalmente, cuando se pierde la posesión (o cuando se recupera) existen algunos principios que deben cumplirse (por ejemplo, recuperación inmediata tras pérdida de balón, o recomposición de la estructura posicional tras recuperación, en vez de contraataque).

Cambios de Orientación

Como su nombre lo indica, consiste en trasladar el juego a otra zona tras cumplir determinadas pautas (por ejemplo, tras cuatro toques en una zona, cambiar el balón hacia otra, pues se suele acumular el rival en el lado fuerte).

 

  Read article in English


About the author Julián Genoud rotate

Ex Google | Real Madrid Youth Academy (Tactical Analyst & Administration of Academy) | Master in Talent Development in Football (Escuela de Real Madrid)| Certified Coach (Argentina & Federación Catalana de Fútbol) | Follow me on Twitter & LinkedIn (@juliangenoud). Escribime a juliangenoud-at-gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *