Resumen

Borussia Dortmund igualó 1 a 1 frente a Hoffenheim, en lo que fue quizá el partido más flojo en lo que va de la Bundesliga. Sin embargo, el encuentro resultó muy interesante para notar cómo el conjunto de Dortmund fue mutando a lo largo de los 90 minutos, y cómo esos cambios impactaron sobre el desarrollo del mismo. En lo que sigue, se analizan algunas facetas de organización ofensiva y defensiva del equipo dirigido por Thomas Tuchel.

dortmund_example

Presión alta para forzar error

Una de las características salientes del Dortmund en esta temporada 2015/16 es la de buscar la presión alta. Esta es una diferencia sustancial con el conjunto de Klopp, que replegaba sus líneas luego de un par de segundos si el gegenpressing (o contrapresión, o presionar inmediatamente luego de pérdida de balón) no surtía efecto. El anterior Dortmund esperaba (o presionaba sobre ciertas zonas específicas) y buscaba el contraataque. El nuevo Dortmund ejerce la presión alta como organización defensiva.

1T: Pase largo para ganar segunda jugada

Sabido es que el equipo de Thomas Tuchel ha virado esta temporada de un juego directo y rápido de Jürgen Klopp, a uno de posesión y de transiciones más lentas, con salidas muy prolijas desde el fondo. Sin embargo, en el primer tiempo se vio en varias ocasiones a Mats Hummels (el estandarte de la salida, con Julian Weigl) buscar el pase largo (normalmente con interiores rompiendo líneas) para saltear líneas de presión e intentar recuperar la pelota en campo rival, con Hoffenheim desordenado y con varios jugadores del Dortmund en posición de ataque.

Esta estrategia no tuvo tanta efectividad, el primer tiempo fue parejo y Hoffenheim se fue al descanso al frente.

2T: Ocupar el centro para dañar por las bandas

La entrada de Gündogan a los 9 minutos del segundo tiempo permitió a Dortmund recobrar el juego por el centro que venía desplegando en fechas anteriores, con posterior apertura hacia las bandas en zona de finalización. El gabonés Aubameyang se encargó de recibir de frente por lado derecho para jugar el 1v1 contra su marcador. A partir de esta mayor nitidez a la hora de atacar, el segundo tiempo que fue todo de Dortmund, que lograba aplicar el gegenpressing con mayor frecuencia y que terminó por desarticular incluso los peligrosos contraataques de Hoffenheim.


About the author Julián Genoud rotate

Ex Google | Real Madrid Youth Academy (Tactical Analyst & Administration of Academy) | Master en Dirección de Fútbol (Real Madrid)| Follow me on Twitter & LinkedIn (@juliangenoud). Escribime a juliangenoud-at-gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *